AGOTADO TEMPORALMENTE ¡DISPONIBLE DE NUEVO A PARTIR DEL 1 DE SEPTIEMBRE!

 

6 actividades divertidas para entretener a los niños cuando hace frío

 

Comienzan los días de frío y seguro que va a resultar muy complicado salir con los niños a jugar al aire libre. Cuando llueve, nieva o las temperaturas son muy bajas, lo mejor es quedarse calentitos en casa con los niños y organizar juegos o actividades para que no se aburran en casa. Os vamos a recomendar cinco actividades divertidas para niños perfectas para una tarde de frío.

 

  1. Modelar pasta de sal

Para niños a partir de 3 años una buena actividad es modelar la pasta de sal. El primer paso es hacer la pasta de sal para lo que solo necesitaréis una taza de sal fina, una taza de agua tibia y 2 tazas de harina. Tendréis que mezclar los ingredientes e ir añadiendo agua poco a poco. Luego hay que volver a mezclar hasta que quede una masa blanda que se pueda moldear. Con la masa se pueden hacer figuritas sencillas y divertidas con las manos o con cortadores de galletas. Las piezas se pueden secar al aire o en un banco al sol.

  1. Organizar juegos de mesa

 

Una de las actividades más divertidas y fáciles que se pueden hacer cuando hace frío con los niños es sacar del armario algún juego de mesa como el Monopoly o el Pictionary para niños. Eso sí, los niños deben tener más de seis años para que entiendan el juego y no se aburran. Otra buena idea es proponerles juegos de mesa tradicionales como el parchís o la oca. Un plan B perfecto si empieza a llover.

  1. Crear originales títeres caseros

Si queréis triunfar y además tenéis tiempo, una buena idea es crear un improvisado teatro de títeres con los niños. Podéis utilizar cualquier elemento de la casa, como por ejemplo cucharones de madera de cocina. La idea es pintarles ojos, nariz y boca y añadirles un trozo de lana de algún color llamativo como pelo. Luego tendréis que inventar con los niños una historia sencilla en la que cada uno tenga un papel. Seguro que pasarán una de las tardes más divertidas del año.

  1. Jugar a ser “pequeños pasteleros”

 

Otra actividad dinámica y divertida es pasar la tarde haciendo galletas, tartas o bizcochos. A los niños les encanta jugar a Masterchef y aprender a hacer recetas sencillas y deliciosas. Es importante que siempre organice la actividad un adulto para que todo esté controlado. Los niños se lo pasarán genial amasando y ensuciándose las manos con la harina y los huevos.

  1. Organizar un entretenido karaoke

 

Otra idea que puede resultar muy divertida es organizar un karaoke. A los niños les encanta cantar y solo necesitáis una playlist con canciones que los niños conozcan. Por eso, lo mejor es preguntar a todos los niños sobre sus preferencias antes de empezar este juego. Como a los más pequeños les encantan los concursos sobre música o baile de televisión, al final puedes organizar una pequeña votación en la que el jurado sean los padres o los adultos que se encuentren en casa. Seguro que os lo pasaréis fenomenal y los niños querrán volver a repetir esta actividad otro día de frío.

  1. Hacer infinitas formas con So Fun

Por último, una idea estupenda para combatir el frío es jugar a hacer infinitas formas con So Fun. Con este juguete los niños pueden idear distintas formas e imaginar que es un barco, un avión o simplemente una casita donde guarecerse de la lluvia. Una buena forma de potenciar la imaginación y la creatividad de los más pequeños en los días de frío.