AGOTADO TEMPORALMENTE ¡DISPONIBLE DE NUEVO A PARTIR DEL 1 DE SEPTIEMBRE!

Ideas prácticas y originales para decorar el cuarto de los niños

Decorar el cuarto de los niños suele convertirse en un quebradero de cabeza para muchos padres. Para encontrar la mejor solución hay que priorizar la creatividad, la seguridad y la comodidad. Una habitación que debe ser un espacio seguro y confortable para los más pequeños de la casa. Por si no sabéis por dónde empezar, os vamos a dar algunas ideas prácticas y originales para decorar la habitación de los niños con un estilo propio.

Elige muebles adecuados para niños

Lo primero que necesitan los niños es espacio y comodidad en su habitación. Hay que quitar de su cuarto todos aquellos muebles u otros elementos decorativos que pueden suponer algún peligro. Lo más importante es evitar cualquier caída o percance por mínimo que sea. Hay que buscar muebles para niños de materiales homologados y un diseño moderno y minimalista. También ten cuidado con los enchufes, las esquinas y todo lo que puede a la larga convertirse en un peligro. Es importante anclar los muebles más altos a la pared y quitar aquellos objetos como los de cristal que puedan romperse.

Elige colores fríos

Uno de los grandes errores a la hora de decorar una habitación para niños es intentar que se parezca a un aula de un centro de educación infantil con colores chillones. Lo mejor es elegir colores fríos como el verde, el azul o el gris para que los niños se sientan a gusto en su habitación. Eso sí, luego puedes incluir algunos elementos en tonos vivos como un sillón rojo, una alfombra multicolor o unas cortinas amarillas para darle un  toque de color.

Apuesta por muebles multifunción

El cuarto de un niño es todo su mundo donde duerme, se viste o juega. Por eso, una buena opción es buscar muebles con los que también puedan jugar. Por ejemplo, So Fun que es un original sofá que se puede convertir en un juguete para los más pequeños. A los niños les encanta ir modificando su forma y imaginarse que es una casa o un divertido caballito. Una forma diferente de divertirse y pasar una tarde estupenda.

Piensa en el almacenaje

Según van creciendo los niños hay que pensar en soluciones de almacenajes para los juguetes, los libros o la ropa. Una buena idea son los baúles, las cajas o cestas de fibras vegetales, las cómodas con cajones grandes y las estanterías. Siempre pensando en que todo tiene que estar adaptado a su edad y que no suponga ningún riesgo para los más pequeños.

Apuesta por tapicerías y alfombras fáciles de limpiar

Hay que buscar para la habitación de los niños tapicerías con tratamiento antimanchas que se puedan limpiar sin problemas. A los niños se les suele caer el zumo de naranja encima de la silla o ponen sus manitas en cualquier sitio manchadas con la merienda.  Otra buena idea es buscar alfombras de tejidos naturales de colores oscuros que aporten calidez y comodidad y que además se puedan lavar con facilidad. Una buena opción para los que no quieren estar todo el día limpiando los sillones o las alfombras.